La Calidad de Vida en la Población Mayor
952
post-template-default,single,single-post,postid-952,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

La Calidad de Vida en la Población Mayor

La Calidad de Vida en la Población Mayor

La Calidad de Vida en la Población Mayor

La Calidad de Vida en la Población Mayor, El envejecimiento de la población es un fenómeno sociodemográfico y multidimensional, asentado y en crecimiento en todos los territorios del mundo. Las instituciones internacionales y nacionales con responsabilidad sobre las políticas públicas, pero también el mundo científico, están concienciados de ello y ponen todo su empeño en conocerlo y en trasladar los resultados para el diseño de acciones encaminadas a mejorar las condiciones y la calidad de vida de la población.

Salud y funcionamiento se muestran como las áreas más importantes para definir la calidad de vida desde la perspectiva de los propios mayores, pero también desde los profesionales académicos y agentes sociosanitarios. La población adulta mayor que reside en vivienda familiar expresa una buena salud y capacidad funcional, pero la edad suele conllevar un aumento de circunstancias adversas que, en cierta proporción y gravedad, pueden derivar en la institucionalización.

Envejecer en casa, como ideal manifestado y seguido por la mayoría de los adultos mayores, conlleva también que residan en hogares de reducido tamaño, normalmente de dos personas que suelen constituir la pareja, ambos mayores. No obstante, las redes de familiares y amigos o conocidos representan ámbitos relevantes de la calidad de vida en la vejez. Redes familiares y sociales de calidad suponen menor riesgo de condiciones adversas de salud y funcionamiento, así como de padecer soledad, y también derivan en la posibilidad de contar con apoyo instrumental o emocional en caso de necesidad futura. El deseo de independencia residencial de los mayores, unido a contar con redes de calidad, favorece la calidad de vida en la vejez. Envejecer activamente es tanto responsabilidad individual como social. Los individuos han de procurar optimizar sus condiciones de vida para vivir una vejez con bienestar y mantener o alcanzar una mejor calidad de vida. Pero el diseño, la implementación y el seguimiento de acciones estratégicas para un mejor envejecimiento competen también a las instituciones públicas en todos los órdenes (macro, meso, micro), los sectores privados y la sociedad civil, así como al sector de la ciencia. Conocer y entender mejor los dominios de la calidad de vida permite avanzar en el cumplimiento de esta responsabilidad.

Desde Suman Social S.L. queremos llevar a cabo una atención personalizada a nuestros mayores fomentando su autonomía e independencia y acompañándolos en las actividades diarias.