Consejos para evitar caídas en personas mayores.
970
post-template-default,single,single-post,postid-970,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

Consejos para evitar caídas en personas mayores

Consejos para evitar caídas en personas mayores

Consejos para evitar caídas en personas mayores

Consejos para evitar caídas en personas mayores. Con la edad, el riesgo de sufrir caídas aumenta. Las caídas es una de las principales causas de lesiones entre las personas mayores. También aumentan las dificultades en cuanto a la recuperación.

Las personas mayores pueden caerse por diferentes motivos. Las causas de las caídas pueden ser:

  • Factores médicos.
  • Factores funcionales.
  • Factores mentales y psicoafectivos.
  • Factores farmacológicos.

Al valorar los factores extrínsecos que influyen en las caídas, es importante eliminar posibles obstáculos que puedan encontrarse en el domicilio (alfombras, animales, líquidos u objetos en el suelo…) y valorar las condiciones de iluminación del lugar. En el anciano frágil las caídas suelen tener lugar durante el desarrollo de sus actividades de autocuidado, lo mismo que ocurre en mayores institucionalizados.

¿Qué consejos seguir para prevenir caídas en personas mayores?

  • Realizar un buen seguimiento del estado de salud, con revisiones periódicas, y un control de la medicación de la persona. Evaluar, con apoyo profesional, la utilización de dispositivos tanto visuales como auditivos (gafas o audífonos).
  • Tener una buena iluminación, que la casa este bien iluminada, incluyendo luces nocturnas en el pasillo, baño o dormitorios. Algo a tener en cuenta, es que los interruptores sean accesibles, cerca de la cama o de las puertas.
  • Instalación de barras de sujeción en el baño que ayuden a incorporarse, incluyendo sillas o asientos en la ducha.
  • Accesibilidad de los utensilios domésticos o útiles necesarios para el día a día. Deben estar ubicados una estatura media para evitar el uso de escaleras.
  • Evitar zapatos de suela antideslizante y de tacón bajo, así como rechazar el uso de chanclas o sandalias que promueven los tropiezos.
  • Incorporar a los pasillos, ducha/bañera o zonas de transito del domicilio, pasamanos o barandillas para facilitar la estabilidad.
  • Uso de bastón o andador, si es necesario, para aumentar su base de apoyo.
  • Evitar la existencia de alfombras, o muebles que impidan el paso fluido, cables con lo que se pueda tropezar, etc.
  • Antes de levantarse bruscamente de la cama o el sillón, esperar unos minutos en el borde antes de ponerse en pie. La altura de la cama debe ser adecuada para poder levantarse y acostarse sin tener que realizar esfuerzos
  • Evitar suelos irregulares, deslizantes o desperfectos.
  • El cuarto de baño, es uno de los lugares más peligrosos, se debería considerar:
    • Colocación de pasamanos fijos en la bañera, inodoro, etc
    • Colocación de alfombrillas de goma en la bañera para evitar resbalar. O en el caso de que sea necesario, incorporar una silla de ducha.
    • Los toalleros deben estar fijos a la pared para poder cumplir con la misma función que el pasamanos de la bañera.
    • No cerrar con pestillo la puerta del baño, para que en caso de peligro, alguien pueda entrar a ayudar

En la medida de las posibilidades de cada persona, debemos fomentar un mantenimiento de una buena forma física, así como mantener una buena alimentación e hidratación. Las personas mayores cambiando un poco sus hábitos y con unas pequeñas medidas de seguridad y prevención, pueden evitar las caídas y sus graves consecuencias físicas.

En muchas ocasiones estos accidentes suelen estar ocasionados con la realización actividades domésticas (aseo personal, limpieza del hogar o preparación de comidas). Podemos prevenir algunas situaciones incorporando algunas acciones preventivas.

La prevención es la mejor manera de evitar lesiones y la mayoría de los accidentes que suceden pueden ser evitables.